Nuestra historia

Sacatusaco es el resultado de un dolor lumbar y una bolsa de semillas que me regalaron, y que acabó con dichas semillas, desparramadas por el suelo, y lo que es peor, los huecos del sofá. ¡Hola! Soy Rocío, y así fue como decidí hacerme mi primer saco térmico hace ya muuucho tiempo.

Me encantan la costura y los paseos por el campo, y los sacos térmicos tienen un poquito de ambos, por lo que creo que era inevitable que terminara fabricándolos. Tras un tiempo haciendo pruebas conmigo misma, empecé a regalarlos en cumpleaños de amigos y familiares, ¡tuve mucho éxito!, recuerdo que me dijeron cosas como: “Oye Roci, que no se te olvide el saquito” y “¡Es genial, debería haber uno en cada casa!”.  Todo esto encendió la bombillita, Sacatusaco ya estaba en mi cabeza.

En 2013, conocí a mi pareja, un técnico de telecomunicaciones e ilustrador digital, y hoy, otra cara visible de Sacatusaco, aunque todo hay que decirlo, en aquella época no sabía ni que era un saco térmico.

¡Hola! Soy Juan Luis, y en la actualidad ya soy todo un experto en sacos térmicos. Aún conservo el primer regalo que me hizo Roci, seguro que sabes lo que fue, y me pareció una maravilla, hasta tal punto que me subí al proyecto.

Inicialmente, montamos nuestra tienda online dirigida a particulares y poco a poco, fueron contactando con nosotros diversos clientes que querían Sacatusaco en sus tiendas. Hoy en día, seguimos creciendo y cada vez estamos más cerca de nuestro objetivo, ¡qué haya un saco térmico en cada casa!


Aceptar

Si! también usamos cookies! continua navegando si aceptas su uso, Gracias!