Artículo 3: 5 consejos para comprar un saco térmico

El motivo de abrir este post es debido, a que el otro día vimos un puesto callejero, en el que vendían sacos térmicos, o algo que se les parecía… Vimos como una mujer compro uno, y lo cierto es que sentimos impotencia porque el producto era muy malo. No podemos asaltar en la calle a nadie y decirle, eso que has comprado es una guarrería, pero si podemos abrir un post con 5 consejos a la hora de comprar un saco térmico, especialmente si compras en sitios físicos como mercadillos o tiendas. Allá van, ¡esperamos que os sean útiles!

-  Consejo 1: Asegúrate de que va envuelto.

Pregunta si lleva una caja o una bolsita, por un lado porque un saco térmico va perdiendo aroma, y por el otro por higiene. Un saco sin envoltorio puede ser un saco con polvo, que se haya manchado o mojado, que haya sido manipulado por muchos clientes o incluso que haya sido almacenado en una cueva con criaturas del inframundo. Un saco térmico es un producto con relleno orgánico y para un uso personal que requiere de una protección e higiene, asegúrate siempre de que ha sido envuelto debidamente.  

- Consejo 2: Busca la etiqueta.

Es algo que parece obvio, en la etiqueta es donde veremos de que está compuesto el saco térmico en su interior o en su tela, si lleva algún componente que nos pueda dar alergia o si realmente es natural. Si veis un saco térmico que no lleva etiqueta nunca sabrás que lleva exactamente por mucho que la persona que lo vende, te diga que es una maravilla.

- Consejo 3: Si lo notas medio vacío, posiblemente lo esté.

Es normal que no sepas cuanto debe pesar un saco térmico exactamente y si lo sabes posiblemente no lleves una báscula en el bolso, si la llevas evita comprar sacos térmicos de menos de 600gr, para sacos de unos 40cm o más. Si no la llevas, cógelo y si te da la sensación de que está medio vacío déjalo donde estaba, así de fácil. Otra forma es dejarlo sobre una superficie lisa y si lo notas demasiado plano es que la falta relleno. Un saco con poco relleno no mantendrá la temperatura durante mucho tiempo, será más incómodo y su aroma tendrá una vida muy corta.

-  Consejo 4: Un saco térmico esta hecho para los sentidos, úsalos.

Míralo antes de decidirte, que no tenga manchas y comprueba que las costuras están bien, ver como cientos de semillas se meten por las juntas del sofá no es agradable. 

Usa la nariz, si no huele es una mala señal, ya que o bien llevaba pocas plantas aromáticas o bien las plantas no eran frescas. Si huele mal sal corriendo, ¡un alien puede estar a punto de salir de ahí dentro! Bromas aparte, el saco térmico debe tener un aroma agradable a la planta que esté indicada, y claro está, debe estar relleno de plantas naturales, nada de aceites ni fragancias químicas.

Por último usa el tacto, no solo para comprobar su peso, acarícialo para comprobar que la tela no parece esparto ni nada parecido. Además debes comprobar que no pincha, ya que si las semillas no han sido debidamente limpiadas pueden contener espigas.

- Consejo 5: Elige el saco térmico adecuado.

Hay mucha variedad de sacos térmicos en el mercado, no necesariamente debes comprar el primero que veas, sabemos que el estampado es lo primero que llama la atención, lógicamente te tiene que gustar pero ten en cuenta para que lo quieres o para quien es. Por ejemplo, si el saco lo quieres para la zona cervical compra un saco térmico que cubra bien esa zona y que sea cómodo. O si es para la zona lumbar que no sea muy estrecho. De igual manera, si es para regalar, busca un estampado que le guste a esa persona y no a ti, un saco térmico es un éxito absoluto si aciertas con el dibujo de la tela.

- Consejo 6: Ante la duda, Sacatusaco.

Lo sé, indiqué 5 consejos para comprar un saco térmico pero he querido añadir uno más, en Sacatusaco siempre estaremos dispuestos a ayudarte con respecto a sacos térmicos. Naturalmente, nosotros siempre recomendamos los sacos térmicos Sacatusaco, que puedes ver en su totalidad en Sacatusaco.com.  Pero también podrás preguntarnos cualquier duda que te surja en contacto@sacatusaco.com, estaremos encantados de atenderte.