Artículo 4: 7 Trucos para usar tu saco térmico.

 Desde Sacatusaco os damos algunos trucos, para que le saques el mayor partido posible a tu saco térmico de semillas. Algunos son nuestros, pero otros son de nuestros clientes. Tú decides cual te gusta más, y por supuesto, siempre nos puedes dejar tu propio truquito en el blog o en redes sociales, ¡no te lo quedes solo para ti!

- Guarda el saco térmico en el congelador una vez al mes. Gracias a este consejo aumentará la vida útil de tu saquito, solo tienes que meterlo en una bolsa de plástico bien cerrada o hermética e introducirlo unas horas en el congelador, luego sácalo y deja que se ponga a temperatura ambiente nuevamente, si es verano o hace calor, puedes aplicarlo directamente.

Haciendo esto rehidratas la planta aromática del relleno y con ello, mantendrás el aroma del saco térmico más tiempo. Lo que no aconsejamos para rehidratar, es que introduzcas un vaso de agua en el microondas junto al saco cuando lo calientas, ya que si el vaso se vierte, corres el riesgo de quedarte sin saco.

- Guarda el saco en un lugar cerrado, cuando no vayas a usar el saco térmico, guárdalo, es mejor meterlo en un cajón o en el armario, bien plegado, que dejarlo en el sofá hasta que lo vuelvas a utilizar. Con este consejo lograrás que el saco mantenga durante más tiempo su aroma y además tu cajón olerá de maravilla.

- Calentar el saco térmico en el radiador. Este truquito nos lo dio una de nuestras clientas y la verdad es que nos gustó mucho, porque además ahorras en consumo energético. Lo que hace cuando llega de trabajar a medio día, es poner la calefacción para caldear la casa y dejar el saco en el radiador, luego come y cuando llega la siesta, se pone el saco, que está calentito. También nos dijo que lo peor de esto era que luego tenía que volver a trabajar. ¡Mucho ánimo Virginia y  gracias por tu consejo!

 

- ¿Te ha pasado en verano que le das mil vueltas a la almohada porque se calienta muy rápido y te cuesta dormir? Pues tenemos un truco que te va a encantar. Mete el saco térmico en el congelador por la tarde en una bolsa hermética o de plástico bien cerrada, y 5 minutos antes de irte a la cama deja el saco, ya fresquito, sobre la almohada. Durante esos 5 minutos prepara la ropa del día siguiente, lávate los dientes o haz lo que suelas hacer antes de irte a dormir. Cuando vuelvas a la cama la almohada estará fresquita y además podrás ponerte el saco en cualquier otro sitio, por lo que tendrás dos puntos de frescor. ¡Un gustazo!

Con este truco no recomendamos aplicar el saco muy frío sobre la cabeza, corres el riesgo de que se te congele el cerebro.

- Si lo que buscas es ser la anfitriona perfecta, como Mari Carmen, una de nuestras primeras clientas, siempre puedes dejar para tus visitas un saco térmico en la cama de la habitación de invitados. Ella incluso lo deja caliente bajo la colcha para que cuando se acuestan familiares o amigos, la cama esté calentita. Nos comentó que en cierta ocasión, no le quedó más remedio que regalárselo a su hija porque le gustó mucho y aún no conocía que eran los sacos térmicos. Lo cierto, es que en Sacatusaco no sabemos hasta qué punto es bueno este consejo si se van a llevar el saco, pero si lo que quieres es quedar bien con tus visitas, un saco térmico te hará quedar como la persona más detallista.

 

- Nuestro sexto consejo es uno de los trucos más utilizados, y que es posible que ya conozcas, pero por si acaso ahí va. Cuando usas el saco térmico en caliente en la cama o el sofá, si te arropas con una manta que también cubra el saco térmico, se forma una bolsa de calor debajo. Con esto lograremos que el saquito aguante durante más tiempo a temperatura alta. Esto está muy bien cuando ves una película o lees algún libro y quieres estar calentita en un periodo más largo.

No obstante, si utilizas tu saco térmico con fines terapéuticos, como puede ser una contractura muscular, en Sacatusaco no recomendamos tener el saco durante periodos superiores a 30 o 40 minutos. En este otro artículo te damos los detalles para un uso correcto de los sacos térmicos.

- Por último, y no por ello menos importante, si tienes cualquier otro truco para usar tu saquito de alguna manera original o diferente, escríbenos a contacto@sacatusaco.com, en nuestras redes sociales o coméntalo en El blog de Sacatusaco. Puede que dentro de no mucho, subamos otros post con 7 trucos más para usar tu saco térmico :).