Saco térmico de semillas para bebé

Saco térmico bebé, eso es una de las búsquedas más frecuentes en internet si no sabes muy bien que hacer para consolar el llanto de tu bebé cuando sufre el famoso cólico del lactante. Antes de nada, debes saber que para nosotros la seguridad de los bebés es lo primero, y que recomendamos que ante cualquier preocupación acudas a vuestro pediatra, y si procede, a un fisio infantil, que son los que mejor te pueden ayudar a aliviar los dolores de los más chiquitines.

Y es que en internet hemos visto muuuuchos artículos de paginas web hablando sobre los cólicos de los bebés, los gases, remedios anticólicos... etc, etc, etc... algunos están bien pero otros... te dan "desinformación" poco creíble, que se inventan sobre la marcha y en ocasiones peligrosa ¡de juzgado de guardia! En Sacatusaco hemos alucinado con algunas cosas que hemos leído pero bueno, ¡no nos indignemos! Nuestro consejo es, a la información de internet principalmente de marcas, ni caso, ¡eh! que nosotros somos una marca, ¡pues ni caso!. Ya sabes, que te informe tu pediatra. 

En Sacatusaco por lo tanto, no vamos a dar datos que corresponden a profesionales médicos, no vamos a profundizar en las causas de los cólicos, ni como se originan, ni cuales son las soluciones anticólicos, ni como identificar los gases en la tripa, ¡Ni nada estrictamente médico! Lógicamente nos hemos informado a través de nuestro pediatra, nuestro fisioterapeuta y de nuestra reciente experiencia como papis, qué es lo que nos ha llevado a hacer los saquitos de semillas para bebé

Dicho esto, si lo que quieres es ver nuestro catálogo, desde aquí puedes visitar nuestra tienda de sacos térmicos de semillas Baby Sacatusaco.

saquito

¿Qué es el cólico del lactante?

Es posible que en ocasiones, sobre todo por la tarde-noche, tu recién nacido tenga episodios de llanto muy frecuentes, en los que te resulta muy complicado relajarle, no se calma ni se consuela de ninguna manera. Lo coges en brazos, intentas hacerle eructar con golpecitos suaves en la espalda, lo colocas en posturas diferentes, haces piel con piel... y nada, no hay manera de que tu bebe pueda conciliar el sueño o al menos que no llore.

¡Tranquila! es posible que tu peque tenga cólicos de gases, algo muy frecuente en bebés de entre 15 días y 4 meses, y que a pesar de ser incomodo y producir un malestar, no es peligroso. Como te hemos dicho más arriba, visita tu pediatra para que haga un diagnóstico correcto. En caso de que efectivamente tu bebé sufra cólicos te dará unas recomendaciones, como masajear suavemente el abdomen por ejemplo. En nuestro caso fuimos también a un fisioterapeuta infantil y nos explicó unos ejercicios posturales para provocar el eructo que nos vinieron muy bien. También nos explicó como hacer que expulsara los mocos y como aplicar suero. Bueno, no nos vayamos por las ramas, tu ya sabes como funciona esto, mocos, caca, pis, eructos... ¡una maravilla!

Síntomas y causas del cólico del lactante

¡Visita a tu pediatra! ella o él mejor que nadie podrá reconocerlo e identificar cuando son cólicos de bebés lactantes. Cada niño es un mundo diferente y los síntomas y causas que le producen cólicos pueden ser distintos, incluso un cúmulo de ellos, desde posturas en las tomas o tragar aire en estas, hasta inmadurez intestinal que produce digestiones pesadas y da como resultado exceso de gases, así que antes de nada, visita tu pediatra. Eso si, si ya has ido y te cuesta que tu peque deje de llorar, no te agobies, estate tranquila, no te culpes de nada, ni nada parecido, si estás buscando un saquito mini es porque eres ¡una super mami! ¡Mucho ánimo! que sabemos que a veces la falta de sueño y el cansancio pueden pesar.

Aliviar el cólico del lactante, soluciones anticólicos

¿Cómo aliviar el cólico del lactante? Estamos seguros que ya conoces lo primero que vamos a indicarte, ¡visita a tu pediatra! A nosotros como ya te hemos comentado nos enseñaron unos masajes de abdomen y unas posturas que le fueron muy bien, eso si, cuando el bebé estuviera tranquilo y relajado, no en pleno llanto y con dolores. Otra de las cosas que nos aconsejaron fue aplicar calor seco en la barriguita y alrededor del cuerpo, se referían al piel con piel, al contacto en brazos, a las mantitas... pero claro, somos Sacatusaco, la bombillita se encendió, somos lo que se podría llamar ¡unos aplicadores de color seco profesionales! Y el final ya te lo puedes imaginar, por cierto, si quieres ver nuestros saquitos anticólicos para bebés visita nuestra tienda de sacos térmicos de semillas Baby Sacatusaco.

Saquitos térmicos de semillas Baby Sacatusaco

Lo cierto es que llevábamos mucho tiempo con la idea de los saquitos de semillas para bebés en la cabecita, pero nos surgían muchas dudas, principalmente por todo lo relacionado con la seguridad.

Un cojín térmico para bebés que se calienta ¿y si alguien lo calienta de más? y encima relleno de pequeñas semillas de trigo, ¿y si se descose o se raja?, ¿será peligroso? ¿y la tela? ¿hará falta algún tipo de tejido específico o especial para bebés? Y si pesa mucho... a ver si va a ser muy pesado para un bebé recién nacido tan chiquitín... muchisisimas preguntas que poco a poco fuimos resolviendo.

Fue en ese periodo de padres primerizos, cuando respondimos todas estas preguntas y nos lanzamos a fabricarlos, no sabemos si fue por estar en ese ambiente tan feliz de cansancio y mocos, o porque vimos que en realidad un saquito al igual que un biberón o que el agua de un baño, tiene que ser controlado por un adulto y nada más. El caso es que finalmente nos lanzamos y elaboramos en Sacatusaco los sacos térmicos de semillas Baby, un modelo de 0 a 6 meses y otro para más de 6 meses.

¿Qué es un saco térmico de semillas para bebé?

Un saco térmico de semillas para bebés es una bolsita de tela rellena con semillas diseñada especialmente para aliviar los dolores producidos por los cólicos del lactante. Su uso es muy sencillo, esta bolsa de semillas se calienta durante unos segundos en el microondas y se aplica sobre la tripa del bebé durante unos minutos, ejerciendo un calor seco que favorece la relajación del recién nacido y ayuda a mitigar esas dolencias. Además, para completar la experiencia de bienestar llevan en su interior plantas aromáticas, como lavanda o mejorana, que ayudan a tranquilizar al chiquitín o chiquitina.

Este tipo de cojín térmico para bebé está basado en los beneficios de la termoterapia, al igual que los sacos térmicos para adultos, pero tienen unas características que los hacen algo diferentes y que os contamos a continuación.

Características de los saquitos de semillas Baby Sacatusaco

  • Peso: Debido al cuerpecito tan pequeño y la inmadurez que tiene un bebé el peso debe ser ligero, hemos comprobado que 180 gramos que es lo que pesa nuestro modelo Baby +0m, es más que suficiente para no dañar ni aplastar la pancita de los chiquitines. Después tenemos un modelo a partir de 6 meses de 300 gr. para cuando son un poquito más grandes, que actúa como relajante y ayuda también con la digestión. Además se puede utilizar para calentar la cuna o la almohada. ¡Todo ventajas!
  • Tamaño: Para cubrir la barriguita del bebe recién nacido con un saquito Baby de 15x10cm será suficiente, a partir de 6 meses que ya son un poquito más grandes, el saquito Baby +6m cubrirá el abdomen gracias a sus 25x12cm. Con respecto al tamaño indicar que en ocasiones se venden sacos de adulto como si valieran para bebé. Desde Sacatusaco desaconsejamos totalmente esto ¡seguridad ante todo!
  • Tela OEKO-TEX: En esta ocasión hemos optado por un tejido de algodón 100% pero lo más importante es que todos nuestros sacos de semillas mini, ya sean +0m o +6m, tienen el CERTIFICADO OEKO-TEX Standard 100, o lo que es lo mismo, tienen un control que asegura que no existen sustancias nocivas para la salud, ni en el proceso ni en el acabado final de un textil. Para nosotros esto es indispensable tratándose de bebés ¿y para ti?. Nuestro consejo no es que lo busques solo para los saquitos únicamente, cosa realmente difícil de encontrar dicho sea de paso, búscalo en cualquier compra textil para tu bebé.

certificado oeko tex

  • Semillas: Las semillas que utilizamos son las mismas que para la fabricación de los sacos térmicos para adultos, las cosechamos nosotros mismos y hablamos de ellas en nuestra web y en el blog de Sacatusaco. Lo que hemos también querido garantizar es que no se salgan y en este sentido lo que hemos hecho es utilizar una costura en T en vez de en U, que es más segura y la que utilizamos para sacos más grandes. Y todo hay que decirlo, hasta la fecha 0 incidencias.
  • Fundas lavables: Otra cosa que pensamos que había que introducir si o si era una funda extraíble, en nuestra experiencia los bebés son unas guarramplas, no pasa nada por decirlo, los queremos con locura ¡pero ojo lo que manchan! Para esto introducimos los saquitos con su fundita, que además de poder lavarse dan todavía más seguridad si hubiera un descosido.
  • Aroma relajante: Queremos que tu bebé tenga una experiencia lo más agradable posible. Para ello tenemos dos aromas para los saquitos, lavanda y mejorana, por su puesto son plantas naturales, nada de aceites esenciales o aromas químicos. Y en este punto indicar que las plantas son para eso, relajarse con su agradable aroma. Respirar lavanda no es un remedio mágico que lo cura todo, que hoy en día se puede leer de todo.

Otras utilidades de saco de semillas anticólicos

Por su funcionamiento, los sacos anticólicos se suelen utilizar también para otras cosas, y es que un saquito que se puede calentar o enfriar y que es pequeñito puede dar mucho juego, y si, se pueden usar también en frío, metiéndolo una hora en el congelador en una bolsita herméticas para que no coja otros olores.

El uso alternativo más común, es para calentar la cuna, lo dejas unos minutos sobre la cuna y luego lo quitas y pones a tu peque, así estará calentito y podrá dormir tan ricamente. Para calentar superficies también lo podrás usar en el sofá, en el carrito o incluso en la sillita del coche.

Cuando son más mayores y empiezan a andar es inevitable, algún golpecillo o chichón le va a salir, en los casos de hinchazón usar un saco frío sobre el traumatismo unos segundos sin presionar, vendrá muy bien para bajar la inflamación. De la misma manera servirá para las dichosas picaduras.

Se puede utilizar para bajar la temperatura en caso de fiebre, eso si, durante tiempos muy cortos ya que el frío intenso quema, y nunca sobre la cabeza.

También es útil para la mastitis, ya que si te lo pones calentito unos minutos antes facilita la dilatación sanguínea y será mas sencillo vaciar la mama, pero es que también lo podrás usar en frío tras la toma, ya que eso reduce la inflamación y alivia el dolor.

Además, también lo podrán usar los papis en algunos momentos puntuales, en frío para inflamaciones puntuales de golpes o como reposa muñecas en el ordenador si tu bebé ya ha pasado su época de cólicos.

Si quieres conocer los diferentes tipos de saquitos para bebé que tenemos puedes entrar en nuestra tienda de sacos térmicos de semillas Baby Sacatusaco.


Aceptar

Si! también usamos cookies! continua navegando si aceptas su uso, Gracias!