Sacos térmicos de semillas grandes

Un saco térmico de semillas grande es un saco de grandes dimensiones, hasta aquí nada nuevo, pero ¿cuanto es grande? ¿el tamaño de una ballena? hay que reconocer que en Sacatusaco, como grandes amantes de este pequeño mundo que son los cojines térmicos, nos encantaría fabricar un saco de esa magnitud. Por el momento nos vamos a conformar, y no es poco, con dejarte los más claro posible cuando un saco es grande o pequeño, que ventajas ofrece e inconvenientes que tiene o las utilidades que se le pueden dar.

Antes de continuar, si ves que esto te va a llevar más tiempo del que quieres invertir en leer, a pesar de que esta lectura es lo más increíble jamás escrito con respecto a los sacos térmicos grandes, y lo que deseas es ver nuestros modelos, puedes ir directamente desde aquí a nuestra tienda de sacos térmicos de semillas Manta 

Sacos térmicos de semillas pequeños, grandes o enormes

Para saber cuando un saco es muy grande lo primero que hay que conocer es la medida de un saco térmico normal o estándar, y esta podríamos decir que es de unos 45x15cm, una medida válida para los dolores más frecuentes, como son el cervical, abdominal o lumbar y que se asemeja bastante a las proporciones de la bolsa de agua caliente, qué es la antecesora de los sacos térmicos actuales ¡la abuelita de nuestros saquitos!

¿Quiere decir esto que un saco de 40cm es pequeño? Lo cierto es que no, sería un saco normal también, solo que un poco más pequeño. ¿Y un saco de 50cm? Pues también entraría en la escala de los sacos estándar y eso que 50x20cm, como puede ser el saco térmico plegable de Sacatusaco ya es una gran medida para un saco térmico. Lo que sucede es que cuando se hace alusión a los sacos térmicos de semillas grandes, lo que se quiere decir es ¡enormes! que cubran la espalda o el grupo muscular del cuadriceps al completo y si me apuras que me pueda arropar con él, y esto último aunque pueda parecer una broma, nos lo han pedido varias veces, sería algo así como el ¡nórdico de semillas! Es una pena no poder hacerlo, pero razones de peso nos lo impiden, bueno, el peso y que necesitaríamos un microondas del tamaño de un coche. 

Se podría decir que una almohada térmica grande mide de 58x28cm en adelante y la verdad es que es difícil encontrar sacos térmicos de semillas tan grandes, y es que un saco de unas dimensiones de 65x25cm, como es el caso de nuestro saco térmico Manta, puede llegar a pesar más que una maleta para un viaje de dos semanas, pero no, ¡no nos hemos vuelto locos! No hemos fabricado un saco de 3 o 4 Kilos. Gracias a nuestro super diseño inteligente nuestro saco Manta pesa... ¡1300gr!  

En el lado opuesto se encuentran los sacos térmicos de semillas pequeños, sus medidas van desde los 12 hasta los 30 cm, y están enfocados a aliviar dolores en localizaciones del cuerpo más concretas y pequeñas como pueden ser un hombro, una mano, una muñeca o un musculo en especifico en el que tengamos la dolencia, incluso para relajar los ojosHay que indicar que este tipo de saquitos funcionan muy bien en frío aplicándolos sobre inflamaciones provocadas por golpes o picaduras, ya que son puntos muy concretos de la anatomía y es que se podría decir que los saquitos pequeños son la evolución de... ¡la bolsa de guisantes congelada!

En otro artículo hablaremos de los sacos térmicos de bebé o para cólicos del lactante, que también son un tipo de saquitos pequeños, pero con unas características muy especiales que dan para escribir un buen rato. Además ahora estamos para hablar de sacos grandes, ¡que nos ponemos a hablar de cojines térmicos y nos emocionamos! y luego pasa lo que pasa, posts de chorromil palabras.

Ventajas e inconvenientes de un cojín térmico grande 

Bueno, como no queremos alargarnos demasiado seremos breves, los sacos térmicos de semillas grandes tienen una única ventaja y un único inconveniente. El inconveniente, que pesa mucho, lo ventaja, que cubre mucho espacio.

Esto hace, salvo que seas grande como el primo de Zumosol, que la utilidad del cojín grande sea distinta a la de uno normal. Esto nos lleva al siguiente punto, su utilidad, para que se usan.

Utilidades y usos de un saco térmico grande

Como ya hemos comentado el peso es una limitación, hace que el tamaño esté limitado debido a que las semillas pesan y a más tamaño más semillas y a más semillas más peso, y bueno, que no queremos que nadie sufra daños por aplastamiento. Llegados a este punto podemos sacar la conclusión de que si pones un saco térmico grande sobre determinadas partes de tu cuerpo, éste se puede resentir debido a la sobrecarga, ¿para que ponerte un saco de 2 o 3kg encima si uno de 1Kg hace la misma función y es más cómodo? Pues la repuesta es sencilla, para casi nada.

¿Cómo? ¿Un saco térmico grande no sirve para nada? En realidad si que sirve lo que pasa es que sencillamente no te lo tienes que poner por encima, más bien por debajo. Las utilidades son varias, por un lado las terapéuticas, en las que el saco térmico lo colocas en la cama o en el sofá y tu te sitúas encima, así te calentará toda espalda, la zona lumbar o las piernas sin sobrecargar la musculatura. Por otro lado, tiene utilidades más relacionadas con el bienestar, usos más relajantes y placenteros, y estos se han ido extendiendo poco a poco.

Su gran tamaño lo puedes aprovechar para enfriar y calentar superficies y es que ¿sabes el gustito que da en pleno verano encontrarte la cama bien fresquita? Mira, tu te levantas y metes el saco térmico en una bolsa hermética en el congelador, haces tu día y al llegar la hora de acostarse, sacas el saco y lo pones en la almohada de tu cama, te vas 5 minutos, a lavarte los dientes a beber agua o realmente a lo que quieras, y cuando te acuestes quitas el saco y te lo pones fresco en otra zona ¡Disfrutarás de una almohada bien fresquita en pleno verano a 40º! A la mañana siguiente puedes repetir el proceso, a así durante esos 3 meses de calorazo.   

¿Y ver tu peli favorita en invierno con la manta y un saco calentito en los pies? Pue otro gustazo. Y es que aquí en Sacatusaco uno de nuestros dichos es, calorcito en invierno y frescor en veranito... ¡gustito todo el año!

Saco térmico de semillas modelo Manta, el grande de Sacatusaco 

En Sacatusaco siempre estamos con el run run de mejorar, de sacarle un poquito más de punta a las cosas, así que tomando como base nuestro saco térmico modelo plegable, decidimos aplicar su diseño inteligente para hacer un saco lo más grande posible. Y es que uno de los pluses del diseño inteligente de nuestro modelo plegable, es que podemos hacer cojines térmicos más ligeros. Esto consiste en hacer subdivisiones en la funda para que el relleno siempre este repartido de forma uniforme, y en este caso tuvimos que hacer ni más ni menos que 32 divisiones, con lo que conseguimos bajar el peso en más de un Kilo con respecto a cualquier saco que haya en el mercado con unas dimensiones similares a los 65x25cm que mide el saco térmico Manta. Eso si, no fue nada sencillo llegar a un diseño así, nuestra primera prueba de un modelo tan grande pesaba ni más ni menos que 2800 gramos y el simple acto de echárselo al hombro solo era factible para un butanero experto.

saco termico de semillas grande

En resumen, el saco térmico de semillas Manta, si se puede utilizar sobre nuestra anatomía ya que pesa solo 1300 gramos, además lo hace de una forma muy ergonómica gracias a las 32 celdas de las que consta. Si lo colocas en una superficie es más cómodo, ya que es mas finito y no da la sensación de estar sobre un ladrillo. También es fácil de introducir en el microondas, en el congelador o en un cajón, ya que hereda la función de doblarse del saco plegable y por último, es el más extenso, abarcando más superficie en la cama o el sofa y eso conlleva más calorcito en invierno, mas frescor en veranito y ¡más gustito todo el año!

Si te ha gustado todo lo que te hemos contado y te interesa un saco térmico grande, recuerda que puedes visitar nuestra tienda de sacos térmicos de semillas Manta


Aceptar

Si! también usamos cookies! continua navegando si aceptas su uso, Gracias!