Saco térmico de semillas cervical o de cuello

En Sacatusaco sabemos lo molesto que pueden llegar a ser los dolores en la zona del cuello, ya sean producidos por una contractura, una cervicalgia, o en ocasiones problemas crónicos más complejos, por este motivo abrimos este artículo y te damos toda la información sobre los sacos térmicos cervicales.

A veces pensamos, ¿por qué me duele el cuello? ¡si no he hecho nada! Seguramente el dolor venga precisamente por eso, horas y horas frente al ordenador, durmiendo en una misma postura, conduciendo, o simplemente haciendo una sesión de mil capítulos de tu serie favorita en el sofá durante el finde.

En ocasiones, es todo lo contrario, esas veces que por ahorrar un viaje tirando la basura o llevando las bolsas de la compra del coche a casa, haces un sobreesfuerzo y de repente ¡Zas! Te da un latigazo que crees que te han tirado un piano al cuello.

Ahora sin hacer bromas, también puedes ser una persona con problemas crónicos o alguna lesión de gravedad en espalda o columna, o algún tipo de pinzamiento nervioso.

Ya sea por un motivo u otro, si has llegado hasta aquí, posiblemente sufras dolores cervicales o de cuello, o en las zonas cercanas como son los hombros o el trapecio. En este caso te vamos a dar toda la información que podamos sobre que es un saquito o cojín térmico cervical. ¡Esperamos que te sea de ayuda!

¿Qué es un cojín térmico cervical o para el cuello?

Para saber que es una almohada térmica cervical damos por hecho que ya sabes lo que es un saco térmico, ¡¿cómo? ¿no lo sabes?! no te preocupes, puedes leer el articulo de nuestro blog: ¿qué es un saco térmico de semillas? o si has decidido que leer es cosa del siglo pasado, puedes acceder directamente a nuestra tienda de sacos termicos de semillas cervicales

Bueno, ahora si, un cojín térmico de semillas cervical, es un modelo de saco térmico que está diseñado exclusivamente para la zona del cuello, pensarás que no nos hemos quebrado mucho la cabeza pero la cosa no termina aquí. Este tipo de problemas afecta a gente de todas las edades y es un motivo muy frecuente de consulta médica, ¡y es que hoy en día somos unos auténticos expertos en coger malas posturas! Suelen ser comunes las distensiones musculares por estar mucho tiempo en una mala posición frente a la pantalla por ejemplo. 

Llegados a este punto, lo primero que recomendamos siempre en Sacatusaco, es que si tienes una dolencia visites a tu médico, un saquito es una gran ayuda natural, pero no la solución rápida y milagrosa que hace que no tomes medicación, ni químicos y que es lo mejor que se ha inventado y que gracias a sus aromas la paz inundará tu ser interior... Mira que somos unos amantes de los sacos térmicos, ¡nos encantan! pero hay que tener precaución cuando hablamos de este tipo de dolencias. Los sacos térmicos son geniales tal y como son y no hace falta ingeniar cuentos de fantasía. Recuerda disfrutar tu saco pero si te duele también visita a tu medico o fisioterapeuta.

Cuando usar el saquito para aliviar el dolor cervical

Un saquito cervical lo puedes calentar en el microondas y una vez calentito lo aplicas en el cuello para calentarlo y aliviar el dolor cervical. También se puede utilizar en frío, metiéndolo en el congelador en una bolsa bien cerrada, aunque en el caso del modelo cervical es menos frecuente. Ahora, ¿sirve un cojín térmico de cuello para todas las dolencias que existen? sirve para los casos en los que baja el dolor aplicando temperatura, pero, ¿y cuales son esos casos? A continuación te dejamos un listado.

  • Dolores musculares, producidos por contracturas como una torticolis, distensiones o sobrecarga y también cervicalgias.
  • Dolores articulares, como es la artrosis, que debido al desgaste del cartílago entre las vertebras producen los dolorosos osteofitos.
  • Pinzamientos nerviosos, provocados principalmente por hernias de disco.
  • Dolores provocados por lesiones, como una hiperextensión resultante de un accidente de cuello.
  • Enfermedades, como pueden ser la artritis o la meningitis.

En todos estos casos, para aliviar el dolor cervical se puede aplicar calor con el saco térmico de semillas. En frio será extraño usar un cojín cervical de manera terapéutica, ya que el frio se utiliza generalmente en traumatismos donde hay inflamación, como puede ser un esguince, más habitual en extremidades. Eso si, para dejar atrás tantos dolores y sufrimientos y acabar con algo más positivo, hay que resaltar que en verano, cuando hace un calor inhumano, no hay nada como relajarte con un refrescante saco térmico bien fresquito, ¡es un gustazo!

Características que debe tener del saco térmico cervical:

El término cervical hace referencia a su forma, diseño, peso y tamaño, que lo convierten en un cojín ideal para el cuello.

  • La forma de un saquito debe adaptarse bien a la zona cervical, esto aportará ergonomía y comodidad y por lo tanto una experiencia de bienestar. La anatomía del cuello es compleja de cubrir con un formato cuadradote, como puede ser un saco térmico estándar o tradicional que funciona muy bien en la zona lumbar o el abdomen. Por este motivo, muchas veces se opta por un saco alargado y fino, una solución muy sencilla pero que tampoco se adapta bien, en ocasiones sacos larguíííísimos de 60cm o más, que no por eso logran cubrir más cuello y que pesan más, sobrecargando la zona. Ni que una almohada cervical de semillas fuera ¡una serpiente que está a punto de estrangular a su presa! En Sacatusaco lo tenemos claro a este respecto, el saco térmico que mejor se adapta al cuello es el que tiene forma de collarín, y es que a veces nos complicamos mucho cuando realmente tenemos la solución delante de nosotros, y es que al collarín... ¡le pondrían ese nombre por algo!
  • El diseño de un saco térmico no es lo mismo que la forma aunque puedan confundirse, el diseño hace referencia a como se distribuye el relleno dentro del saco térmico ya que hay que lograr que las semillas del interior se muevan lo menos posible y no vayan de un lado para otro, sin ton ni son. Imagina que pasaría si te pones un saco de 1000 gramos y 800gr apoyan en un hombro y 200gr en el otro, ¡acabarías como Quasimodo! Para evitar esto hay que hacer unas subdivisiones, unas costuras en la funda del saco para que las semillas no tengan libre movimiento y se repartan de forma equitativa. Además con eso se consigue aligerar de peso, lo que nos lleva al siguiente punto.
  • El peso es muy importante en una bolsa térmica de semillas cervical, ya que la zona del cuello, así como la zona dorsal, es una zona muy sensible a la sobrecarga, y es que el peso que cogemos con los brazos en gran parte recae sobre la parte alta de la espalda, no es casualidad que el trapecio sea uno de los músculos más grandes y potentes del cuerpo. Un saco térmico por si solo no va a sobrecargar el cuello o la espalda de una persona sana, el problema viene cuando tienes dolores. Poner peso en un sitio que te duele no es buena idea, por eso un saco térmico cervical debe repartir su peso de forma uniforme y ser lo más ligero posible pero teniendo en cuenta, que debe llevar el relleno de semillas mínimo para que el calor no se vaya muy rápido. Si estás pensando, "vale, ¿pero cuanto debe pesar un saco térmico como máximo para no quedarme sin espalda?" no más de 1200gr. Y si estás pensando, "vale, ¿pero cuanto debe pesar un saco como mínimo para que al calentarlo dure más de 10 segundos?" no menos de 650gr. Esto es aproximado y comprobado en nuestros modelos, aunque esta información se puede utilizar de manera orientativa dentro del mercado.
  • El tamaño es un factor dentro del mundo de los saquitos que no necesita mucha explicación, unas dimensiones que cubran el cuello serán suficientes, aquí depende de si tienes el cuello ancho, como el de un piloto como Fernando Alonso, o estrecho como el de un cisne cantor. ¡Y es que sobre cuellos no hay nada escrito! No hay una medida mejor que otra, mídete desde la parte superior del hombro hasta el otro hombro y busca un saco que cubra esa medida aproximada. Si tienes un cojín un poquito corto no es que pase nada, solo que es incómodo, su función de dar calor la hará, eso si, es un rollo estar subiéndote y recolocando el saquito cada dos por tres porque se resbala hacia atrás.

Sacatusaco y su diseño inteligente, mejorando los saquitos

La cabeza pesa unos 8Kg y nuestro cuello se encarga de sujetarla ¡todo el tiempo! así que hay que cuidarlo. En Sacatusaco siempre intentamos darle una vuelta de tuerca más para hacer el saco térmico más perfecto posible, ¡por intentarlo que no quede! A continuación, te contamos porque el saco térmico de semillas cervical Sacatusaco es diferente a cualquier otro cojín cervical del mercado. 

  • Forma: De tipo herradura que rodea totalmente el cuello ofreciendo mayor ergonomía y comodidad, con un ensanche en la zona trasera para abarcar un poquito la zona de los hombros y las dorsales. Una mejora en comodidad con respecto a los modelos con forma de media luna, que son los más parecidos, y por supuesto una enorme mejora con respecto al modelo que vamos a llamar "serpiente estranguladora", o lo que es lo mismo, alargado y fino. Esta forma de herradura solo tiene un inconveniente, y es que se adapta mal a otras zonas del cuerpo, por lo que no tiene el factor multiusos de otros sacos, como puede ser el modelo plegable.
  • Diseño: Tres costuras inteligentes que dividen la funda en cuatro subdivisiones en forma tubular, para tener un reparto del relleno de trigo más uniforme. Con esto conseguimos mayor ergonomía, mayor ligereza y un peso que se extiende de manera equitativa en nuestro cuello para no sobrecargar ningún punto concreto. Además, este diseño permite doblar el saco por la mitad, para introducirlo en el microondas, ¡todo ventajas!. En esta fotografía de abajo puedes ver uno de nuestros sacos con un estampado liso, que deja con claridad las subdivisiones.

  • Peso: Un peso de 1050 gramos, excelente para no sobrecargar el cuello pero si tener unas sesiones de calor largas, ¡ojo! con largas hablamos de media hora o 40 minutos de calor, ¡no de varias horas! Lo decimos con el humor que nos caracteriza pero cuidado, no es recomendable tanto tiempo de calor ya que se puede producir una bajada de tensión. Eso si, no te preocupes de quedarte roque en el sofá, el calor se va perdiendo gradualmente.
  • Tamaño: Sus 45cm de ancho lo convierten en un saco bastante amplio que de debería cubrir perfectamente la zona. Recuerda medirte desde la parte superior del hombro, al otro hombro, para tener una idea aproximada de si el saco se adaptará bien a ti.

¡Y esto es todo! Esperamos que entre este tocho de palabras, hayas podido sacar algo en claro de que es un cojín térmico cervical. Si quieres ver nuestros estampados puedes visitar nuestra tienda de sacos termicos de semillas cervicales


Aceptar

Si! también usamos cookies! continua navegando si aceptas su uso, Gracias!